>
PROTEGE CONTRA ENFERMEDADES DEL CORAZÓN
PROTEGE CONTRA LA DIABETES
PROTEGE CONTRA DERRAMES CEREBRALES
PROTEGE CONTRA CÁNCER
PROTEGE CONTRA LA HIPERTENSIÓN
PROTEGE CONTRA LA OSTEOPOROSIS
BENEFICIA AL EMBARAZO, BEBES, NIÑOS
REDUCE EL RIESGO DE OBESIDAD
REDUCE EL RIESGO DE DEPRESIÓN

ENFERMEDADES DEL CORAZÓN



El aceite de oliva virgen extra de alta calidad contiene altos niveles de polifenoles antioxidantes y ácidos grasos monoinsaturadas que reducen los niveles de colesterol malo (LDL) y triglicéridos, mientras elevan los niveles de colesterol bueno (HDL).

Un estudio reciente de la Unidad de Investigación de Lípidos y Arteriosclerosis del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba descubrió que una dieta rica en aceite de oliva virgen extra y otras grasas monoinsaturadas puede mejorar la función arterial en las personas de edades avanzadas.

DIABETES



Un reciente estudio Español publicado en la revista científica Diabetes Care demostró que una dieta de estilo Mediterráneo rica en aceite de oliva virgen extra reduce el riesgo de diabetes tipo 2 en casi el 50% comparado a una dieta bajo en grasas. La diabetes tipo 2 es la forma más común y prevenible de diabetes.

Estudios anteriores han demostrado que una dieta Mediterránea rica en aceite de oliva virgen extra puede prevenir la aparición de la diabetes tipo 2 mediante la mejora de los niveles de azúcar, la resistencia a la insulina y los niveles de lípidos en sangre.

DERRAMES CEREBRALES



Según un estudio de Francia publicado en la edición por internet de Neurology (la revista médica de la Academia Americana de Neurología), las personas de edades avanzadas que consumen aceite de oliva virgen extra a diario podrían protegerse de un derrame cerebral.

Los resultados mostraron que los consumidores “intensivos” de aceite de oliva virgen extra, aquellos que lo usaron tanto para cocinar como para aderezos tenían un riesgo 41 por ciento menor de derrame cerebral comparado con aquellos que no usaron aceite de oliva virgen extra en absoluto. Se observaron estos resultados incluso después de considerar el peso, la dieta, la actividad física y otros factores de riesgo.

CÁNCER



El fitonutriente en el aceite de oliva virgen extra, oleocantal, imita el efecto del ibuprofeno en la reducción de la inflamación, lo que puede disminuir el riesgo de cáncer de mama (el tipo de cáncer mas común en los países occidentales.) y su reaparición.

Un estudio realizado por la Doctora Niva Shapira de la Universidad de Tel Aviv en Israel y Bob Kuklinski de la Universidad de Rockstock en Alemania encontró que el aceite de oliva virgen extra puede contribuir a la prevención del melanoma maligno, el tipo más peligroso de cáncer de piel.Debido a su contenido de vitamina E, el aceite de oliva virgen extra ayuda en la neutralización de los radicales libres, lo cual lleva a un riesgo menor de cáncer de colon.

HIPERTENSIÓN



Según un estudio publicado en la revista PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America) el aceite de oliva virgen extra puede proteger contra la hipertensión cuando se combina con verduras de hojas verdes como las espinacas, verduras silvestres, y las hortalizas de raíz.

Un estudio en la revista Archives of Internal Medicine reporta que el consumo diario de aceite de oliva virgen extra, unos 40 gramos por día, reduce la dosis necesaria de medicamento para la presión arterial en un 50% en los pacientes hipertensos, posiblemente debido a una reducción en el ácido nítrico causada por polifenoles.

OSTEOPOROSIS



Un alto consumo de aceite de oliva virgen extra parece mejorar la mineralización ósea y la calcificación. Ayuda en la absorción de calcio y así desempeña un papel importante en ayudar a enfermos y en la prevención de la aparición de la osteoporosis.

EMBARAZO, BEBES, NIÑOS



El aceite de oliva virgen extra de alta calidad está lleno de polifenoles antioxidantes y rico en vitaminas y minerales. Sus ácidos grasos Omega 3 y Omega 6 promueven estimulación del crecimiento vital para madres embarazadas/lactantes, bebes y niños.

Se ha demostrado que el desarrollo postnatal de bebes de madres que consumieron aceite de oliva virgen extra durante el embarazo es mejor en términos de altura, peso, comportamiento y reflejos psicomotores.

El aceite de oliva virgen extra tiene la habilidad para mejorar la función cerebral y capacidades de aprendizaje en niños pequeños. Su consumo se ha ligado a un efecto positivo en la altura, peso y desarrollo cognitivo y conductual de los niños.

OBESIDAD



Aunque alto en calorías, el aceite de oliva virgen extra ha demostrado ayudar en reducir los niveles de obesidad. Según una revisión de 50 estudios con más de medio millón de participantes publicado en el Diario del Colegio Americano de Cardiología, la adherencia a la dieta Mediterránea, que incluye el consumo de grasas monoinsaturadas principalmente en forma de aceite de oliva virgen extra se asocia con un riesgo reducido de síndrome metabólico.

El síndrome metabólico es una combinación de obesidad abdominal, presión arterial alta, colesterol anormal, y alto nivel de azúcar en la sangre que puede resultar en la diabetes tipo 2, infartos, derrames cerebrales, o muerte súbita.

DEPRESIÓN



Según investigadores Españoles de la Universidad de Navarra y Las Palmas de Gran Canaria, una dieta rica en aceite de oliva virgen extra puede proteger de enfermedad mental.

Además, los investigadores descubrieron que un mayor consumo de aceite de oliva virgen extra y grasas poliinsaturadas encontradas en el pescado se asoció con un menor riesgo de depresión.